Operación de la Próstata

PROSTATING


El tipo de operación de la próstata, cuando es necesaria, depende de si la enfermedad es

benigna o maligna.

Actualmente somos el único centro que tiene la tecnologia para la enucleación prostática
con LASER (HoLEP),una alternativa a la vanguardia para la cirugia de próstata en enfermedad benigna.

La cirugía más frecuente en Urologia es pos enfermedad benigna:  La resección transuretral de la próstata (RTUP), consiste en
introducir una cámara por la uretra (conducto urinario)  y retirar la parte obstructiva de la próstata para aliviar los síntomas
de obstrucción.

¿Cuándo está indicada la operación de la próstata en enfermedad benigna?

  1. Retención aguda de orina: El crecimiento prostático es tan obstructivo que el paciente se
    obstruye completamente imposibilitándolo para orinar.
  2. Cálculos en la vejiga: La obstrucción por el crecimiento de la próstata provocó la
    formación de piedras en la vejiga, señal de que es severa.
  3. Datos de falla renal por obstrucción: Los riñones están dilatados y las pruebas de función
    renal alteradas como consecuencia de la obstrucción prostática. A esto se le llama falla
    posrrenal y no debe confundirse con otras muchas causas de insuficiencia renal.
  4. Persistencia de orina residual: El paciente con crecimiento prostático tiende a retener
    orina después de orinar, esto puede mejorar con tratamiento medicamentoso. Si a pesar de
    este último la orina residual es mayor de 20% se considera la cirugía. Además las infecciones de
    repetición en este contexto también justifican la intervención.
  5. Sangrado prostático recurrente: La presencia de sangre en la orina proveniente de la
    próstata no es una indicación inmediata de cirugía. La repetición de eventos de sangrado a
    pesar de tratamiento médico, justifica la operación de la próstata.
  6. Síntomas obstructivos en aumento: El crecimiento prostático es un padecimiento que
    progresa con el tiempo. El paciente que inicia con síntomas leves, puede ir progresando a pesar
    del tratamiento y llegar al punto de alterar su vida diaria y social debido a los síntomas
    prostáticos. Cuando el paciente limita sus salidas de casa por la necesidad de estar cerca de un
    baño, cuando se levanta en varias ocasiones por la noche y se altera su descanso; llega el
    momento de considerar la operación de la próstata como una alternativa.

La operación de la próstata cuando la enfermedad es maligna (Cáncer de próstata) se llama
prostatectomia radical y está limitada para etapas inciales de la enfermedad con fines curativos.

La evaluación para considerar a un paciente candidato a una prostatectomia radical es compleja,
se decide después de una evaluación integral del estado de salud general del paciente, edad, tipo
de tumor, etapa del tumor, y del planteamiento de otras alternativas de control de la enfermedad.

En etapas iniciales, la operación de la próstata cuando hay cáncer es la única alternativa que puede
ofrecer curación, el resto de los tratamientos son solamente de control.
La prostatectomia radical tradicionalmente es una cirugía abdominal abierta que bien indicada
tiene muy buenos resultados. El procedimiento ya se realiza por LAPAROSCOPIA en otras partes
del país y del mundo. En Chihuahua, somos los únicos con el adiestramiento para realizar la
prostatectomia radical por laparoscopia, habiéndose ya realizado casos en el hospital Christus

Muguerza. La experiencia en estos procedimientos de mínima invasión se deben a un año de
adiestramiento en el Instituto de urología robótica y laparoscópica.
Las ventajas del procedimiento por mínima invasión son básicamente las siguientes:

  1. Recuperación y reintegración a sus actividades de manera temprana.
    2.       Estancia hospitalaria corta
    3.       Menos días con la sonda en el postoperatorio.
    4.       Disminución o ausencia en la necesidad de transfusiones sanguíneas.
    5.       Mejores resultados de continencia urinaria y potencia sexual.
    6.       Mejor visibilidad para el cirujano.
    7.       Mismos resultados oncológicos que la cirugía abierta.

La evaluación de la enfremedad de la próstata debe de hacerse de manera integral y requiere la
vigilancia de un médico especialista en Urologia. Después de los 45 años es acosejable acudir al
Urólogo para un chequeo general. A todos los hombres conforme avanza la edad les crece la
próstata, mientras estén en vigilancia los problemas se detectan a tiempo, ya sean benignos o
malignos, y generamente tienen solución. No se debe dejar pasar la revisión por el especialista
aun en ausencia de síntomas; el cáncer de próstata cuando da síntomas, generalmente ya es
tarde para ofrecer curación.



Facebook